Oso Leavy

¡Cuidado, Oso suelto en Tartagal!

  1.  

La banda sigue sin poder juntarse, desde hace una semana que estamos meta a practicar con la tecnología, ya hacemos hasta video llamadas. El café La Tacita todavía nos espera, pero en esta ocasión y por segunda vez la reunión será vía Zoom.

Más puntuales que la otra vez, todos estaban teléfono en mano a la hora señalada, así que largamos. Les comentaba a los muchachos lo que anticipábamos la semana pasada en el Ministerio de Salud, “Ojo al piojo con lo que pase en Seguridad en los próximos días, se vienen varios operativos fuertes por la pandemia, pero un cachiporrazo fuera de lugar puede hacer que el cuarto árbitro vuelva a levantar el cartelito y el segundo cambio en el equipo de Sáenz sea el de Pulleiro”.

Mirá vos dijo el Negro: “Yo les cuento dos cositas, una de Orán, les decía que la situación de Pablo González viene complicada por la gestión y porque deja que la oposición le haga la zancadilla a cada rato. Bueno, ahora sumó un lío más, la relación con la provincia se complicó, la manera en que acusó a la ex Ministra de Salud para salirse del problema va a traer cola, uno que yo se sacó la libretita y lo anotó”.

“Otro despiole interesante es la vuelta del Oso a Tartagal, si hubiera sido un oso de verdad en plena plaza no se armaba tanto revuelo. El 12 años Intendente y actual Senador regresó a la tierra caliente y aumentó un poquito más la temperatura, aparte de alcohol en gel y barbijos reparte declaraciones a troche y moche sobre la situación del hospital, los médicos y la salud. El primero en contestar fuerte fue el gerente del hospital Juan “Cazador” López que sin pelos en la lengua le recetó una pastillita para la memoria”.

“Después del Milagro que es un tiempo de amor y solidaridad, va a salir Mimessi y algunos del gobierno provincial a reforzar el mensaje, la semana va a ser corta, pero bastante entretenida”.

El Antoniano, que es de hablar poco dijo: “Bueno muchachos, se va acabando el tiempo y hablando de sacar la libretita, otro que anotó a varios por rechazar la invitación a la mini procesión es Monseñor Mario Antonio… no Mario, eso no es de buenos cristianos, perdonar es divino”.

Se terminaron los 30 minutos, nos saludamos con café en mano, no es lo mismo sin juntarnos con los changos, pero algo es algo.

Chaucito…

Etiquetas: Sin etiquetas

Deja un comentario