juntos

Juntos por el Cambio no logra la unión y no hace fuerza

Otra Jornada de café en La Tacita, el centro salteño está como si nada pasara hay gente por todos lados, al parecer el “Quedate en Casa” se extendió demasiado y se ven cosas como un multitudinario día de la madre que en dos semanas veremos los resultados, hay que fumigar las zona de los “arbolitos” porque se llenó de gente… parecen hormigas o las canchas de fútbol que pese a no estar habilitadas funcionan a la vista de las autoridades como si nada pasara.

La semana pasada el Negro nos metió a todos en el barro de la política, opinamos sobre la situación interna del Frente de Todos en Salta. La sociedad está tan dividida que la publicación de la columna tuvo respuesta inmediata sobre mi persona, ni bien comencé a mandar el link por WhatsApp me llovían respuesta de la intencionalidad política del grupo cafeteríl.

Me puedo manchar con café, pero no puedo manchar mi honorabilidad con señalamientos sobre mi inclinación ideológica. Así que le dije: “Muchachos en esta mesa hoy se habla de Juntos por el Cambio”:

El primero en arrancar fue el Antoniano, que en las últimas elecciones estuvo trabajando junto a Miguel Nanni y es el que mejor data maneja. “Aquí el tema es hasta las últimas elecciones había un hilo conductor que los unía a todos, a nivel nacional el liderazgo lo ejercía Macri y todos los patitos se acomodaban en fila por detrás de su figura. En el orden provincial se amparaban en el frente que llevaba a Sáenz como candidato a Gobernador”.

Siguió hablando: “Ahora las cosas cambiaron, la ausencia de Macri y el acercamiento momentáneo de Rodríguez Larreta con Alberto Fernández hizo que muchos de esos patitos se volvieran libres pensadores, si los patos mayores se desacomodan, imagínense el plumerío que queda para los de abajo”.

“Hoy por hoy los objetivos se plantean individualmente y como el andón pirulero cada cual atiende su juego, por ejemplo: el Senador Nacional Juan Carlos Romero juega a anti kirchnerista mientras que su hija Bettina construye puentes con el mismo espacio, algo que en los almuerzos del domingo debe ser difícil de explicar”, dijo hasta que el Negro lo interrumpió.

“Hoy en el Pro coexisten dos grupos, que en un plazo no muy largo seguro se enfrentan por el manejo del espacio. Por un lado está Beto Castillo (el concejal más votado del 2019, pero que no ejerce frente a barrio Casino sino que su cercanía a Sáenz le da responsabilidades en Remsa), Martín de los Ríos (actual Ministro de la Producción, que con estos calores creemos que comienza dejar el poncho en casa) y el diputado Andrés Suriani (que tiene la exclusividad del color celeste en Salta) y por el otro Virginia Cornejo, el Concejal Gauffin y dos que no tuvieron éxito en las últimas elecciones como Martín Grande y “Pichona” Moisés. Por otra parte, en el radicalismo, el intendente de Tartagal Mario Mimessi que por estas horas y solo por estas horas, porque seguro tendrá planteos internos, acompaña también a la coalición local gobernante”.

Juntos por el Cambio en Salta se va desarmando al igual que el Frente de Todos, los objetivos individuales por sobre el proyecto colectivo hacen tambalear el tablero y le quitan potencial de cara a las próximas elecciones. El dicho dice: “Divide y reinarás” y si uno observa el panorama político salteño, tiene un común denominador que es la división de todos los espacios.

Hasta la semana que viene, chaucito…

Deja un comentario