ara san juan

La jueza del caso ARA San Juan no descartó nuevas indagatorias

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, afirmó que el hundimiento del submarino ARA San Juan, en 2017, fue «una AMIA a 900 metros de profundidad», al comparar esa tragedia con la masacre de la mutual judía producida por un atentado en 1994, y no descartó que deba indagar a más personas sospechadas.

La magistrada indicó que de tener responsabilidad indagará a nuevas personas vinculadas con esta tragedia si se lo ordena la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia.

Entre los exfuncionarios que la jueza dejó fuera de su investigación están el expresidente Mauricio Macri, el exministro de Defensa Oscar Aguad y el exjefe de la Armada Marcelo Srur.

No obstante, la magistrada defendió su actuación en el expediente, en el que procesó a varios ex altos oficiales de la Marina, aunque su intervención le valió denuncias ante el Consejo de la Magistratura por supuesto mal desempeño.

La magistrada hizo estas declaraciones a Télam Radio, en una entrevista en la que se la consultó por la reciente denuncia de la AFI contra el Gobierno de Macri por supuesto espionaje a familiares de las victimas del naufragio.

«Se trata de una causa absolutamente nueva y que efectivamente no tramitó ni tramita en mi juzgado. Yo sí intervine en la causa principal que es averiguación de las causas de la desaparición en principio, después las causas del hundimiento y hubo muchas conexas», amplió.

Yáñez aclaró que hubo «una sola que podía llegar a asemejarse a esto que hoy nos alerta y nos alarma; es una denuncia que tuve de un solo familiar, al que le habían hackeado su mail, pero esa causa conexa si se quiere, en su momento fue delegada al fiscal, y el fiscal pidió la desestimación».

«Entonces en tanto y en cuanto el fiscal no haga un requerimiento formal se dispuso el archivo, pero era un solo familiar y porque él sospechaba que le estarían hackeando el correo personal», abundó la jueza.

Respecto de esta nueva denuncia, Yáñez aseveró que «sin conocer los pormenores no deja de alarmarme y sorprenderme».

Deja un comentario