Día del Cabernet Sauvignonok

A descorchar: Día del Cabernet Sauvignon

Desde 2010, el último jueves de agosto se celebra el Día Mundial del Cabernet Sauvignon, una de las cepas más plantadas y consumidas en el mundo por su calidad enológica y adaptabilidad a distintos terruños. Salta ofrece destacados y particulares exponentes de este varietal.

Intensidad, complejidad gustativa y olfativa ofrece esta elegante cepa tinta originaria de Burdeos, Francia, producto del cruce entre cabernet franc y sauvignon blanc. Por una gran capacidad de adaptación, permite la producción de grandes vinos en España, Portugal, Italia, California, Chile, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia y por supuesto Argentina.

En nuestro país la variedad de terruños, en su mayoría sobre la Cordillera de Los Andes, hace que los Cabernet Sauvignon expresen distintos matices aromáticos y en boca; así, se pueden encontrar vinos frutados, especiados y con notas herbales, además de otros suaves o astringentes. Pero las características principales son la presencia de taninos y el cuerpo que logra.

En los Valles Calchaquíes, en Salta como epicentro, se elaboran grandes exponentes de cabernet sauvignon, donde toma notas especiales.

Rafael Domingo, de Bodega Domingo Molina, comentó a El Influencer sobre lo que distingue a un vino salteño de un cuyano o patagónico, por supuesto haciendo referencia a esta cepa. “Veo que la principal diferencia, por terruño, altura, o amplitud térmica, es una expresión mucha más fuerte de los caracteres especiados”.

Vinculado a esto destacó la presencia de pirazina, que son compuestos aromáticos cuyo descriptor es el de pimiento verde.

“Al madurar un poco más por la longitud del ciclo, podemos tener taninos muy redondos, suaves y dulces”.

Dejando de lado la descripción técnica, porque para disfrutar un vino no hace falta conocimientos de vinificación o saber de notas de cata, cada momento puede ser propicio para compartir y esta bebida milenaria puede ser protagonista o un elegante acompañante.

Deja un comentario