leeds

El Leeds de Bielsa bien reforzado

La expectativa en la ciudad de Leeds es total. El equipo disputará por primera en 16 años la Premier League y la cita inicial será en condición de visitante nada menos que ante el campeón defensor Liverpool. Marcelo Bielsa confirmó su continuidad esta misma semana y declaró que lo único que hizo desde que terminó la temporada anterior fue trabajar para poner a punto a su plantel de cara al compromiso de hoy en Anfield (13:30 hora argentina). Pero su grupo mutó: sumó varios refuerzos que costaron una millonada.

No hay que perder de vista que el conjunto de Yorkshire del Oeste se aseguró casi 200 millones de libras esterlinas (alrededor de 255 millones de dólares) en ingresos por su reciente ascenso a la máxima categoría del fútbol inglés, en el podio de los que más flujo de dinero le aportan a los integrantes de su liga en concepto de derechos de transmisión televisiva y sponsors. La directiva necesitaba equilibrar las finanzas además de cumplir con las demandas de la actual plantilla y cuerpo técnico (según medios europeos, uno de los mejores pagos del mundo).

El empresario italiano Andrea Radrizzani, máximo accionista de la institución, había dejado claro en el inicio de la campaña anterior que era necesario ajustar los números para recuperar el terreno perdido con los balances negativos. Y el premio económico tras cumplir el objetivo impuesto desde el arribo de Bielsa fue como agua en el desierto en este sentido.

Claro que los Blancos pretenden competir con los gigantes británicos de igual a igual. A eso apunta el Loco Bielsa antes de que se dé inicio a la 2020/2021 que verá competir al Leeds entre el Liverpool de Jürgen Klopp, el Manchester City de Josep Guardiola y el Tottenham de José Mourinho, entre otros. Y para eso la institución invirtió muchos millones en un mercado de pases austero a nivel global por la pandemia de coronavirus que azotó a la economía mundial.

Uno de los fichajes más resonantes del mercado europeo fue el del español Rodrigo Moreno, que simbolizó un récord para Leeds United. Le pagó 27 millones de libras (unos 36 millones de dólares) al Valencia para quedarse con los servicios del delantero que milita también en la selección española. Esa no fue la única operación ya que el ex defensor del Friburgo, el alemán Robin Koch (es asiduamente convocado para su combinado nacional), fue adquirido por 13 millones de libras (aproximadamente 17 millones de dólares).

En medio de estas dos caras nuevas quedó el fichaje definitivo del extremo portugués Hélder Costa, una de las figuras de la temporada pasada en Leeds, que estaba a préstamo. Su opción de compra estaba fijada en 16 millones de libras (unos 20 millones de dólares). Y el otro hombre importante que se aseguró la entidad de Yorkshire es el arquero francés Illan Meslier, que estaba cedido proveniente del Lorient y costó aproximadamente 5 millones de euros (6 millones de dólares).

A estas incorporaciones de renombre se les pueden agregar las de las apuestas de un Leeds que proyecta a un futuro plagado con joyitas formadas en Thorp Arch. Los pases del defensor ex Fulham Cody Drameh y del delantero ex Wigan Joe Gelhardt (ambos ingleses de 18 años) demandaron un gasto de 1.500.000 dólares entre ambos. A ellos se sumaron el arquero holandés Dani van den Heuvel (17) desde el Ajax, el delantero inglés Sam Greenwood (18) libre del Arsenal y el mediocampista norirlandés Charlie Allen (16) del Linfield de su país. Además renovaron varios juveniles del primer equipo y del Sub 23 y otros tantos firmaron sus primeros contratos.

En lo que va del mercado de Inglaterra, que se extenderá hasta octubre, Chelsea fue el club que más dinero invirtió en fichajes. Pero Leeds se ubica en el podio de los poderosos con una cifra aproximada a los 80 millones de dólares (entre nuevas contrataciones y usos de las opciones de compra de futbolistas que estaban a préstamo).

Los Blues aventajan a todos por las adquisiciones de los alemanes Kai Haverts (Bayer Leverkusen) por 80 millones de euros y Timo Werner (Leipzig) por 53 millones; más el lateral izquierdo británico Ben Chilwell (Leicester) por 50 millones y el extremo marroquí Hakim Ziyech (Ajax) por otros 40 millones. El segundo que más gastos tuvo en refuerzos fue el Manchester City de Guardiola, con las incorporaciones del defensor marfileño Nathan Aké (45 millones de euros desde el Bournemouth), el extremo español Ferrán Torres (23 millones al Valencia) y las apuestas juveniles, ambos laterales derechos, el brasileño Yan Couto (Curitiba) y el burkinés Issa Kaboré (Malinas de Bélgica), por 6 y 4,5 millones respectivamente.

Si se tiene en consideración lo que el Tottenham de José Mourinho desembolsó por la opción de compra del argentino Giovanni Lo Celso, los Spurs quedan detrás del Leeds ya que además se apropiaron del lateral derecho irlandés Matt Doherty (17 millones de euros proveniente del Wolverhampton) y el mediocampista danés Pierre-Emile Hojbjerg (Southampton por 16 millones).

Otros clubes fueron más modestos en este sentido y apenas se decidieron a invertir -hasta el momento- dinero en un solo jugador. Son los casos del Manchester United con el volante holandés Donny van de Beek (Ajax por 39 millones de euros); el Arsenal con el defensor brasileño Gabriel Magalhaes (Lille por 26 millones); y el campeón Liverpool con el lateral izquierdo griego Konstantinos Tsimikas (Olympiakos por 13 millones).

Deja un comentario