policias olivos

Las principales fuerzas políticas repudiaron la protesta policial en Olivos

Un sector de la Policía bonaerense se manifestó hoy frente la Residencia Presidencial de Olivos, levantando críticas de todo el arco político. «Es una actitud de amedrentamiento que no puede aceptarse en democracia», manifestó en un comunicado el Frente de Todos.

El bloque de diputados nacionales del Frente de Todos expresó su «repudio y preocupación ante la manifestación de algunos efectivos armados de la policía bonaerense», que rodearon tanto la Quinta Presidencial como la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

«El legítimo reclamo salarial de las fuerzas policiales de la provincia, luego de la desastrosa gestión económica del Gobierno de Mauricio Macri, fue escuchado por el Gobierno nacional y el provincial, que inmediatamente se pusieron a disposición para dialogar y dar soluciones», señaló la bancada presidida por Máximo Kirchner, a través de un comunicado.

Para el bloque oficialista de la Cámara baja, «rodear la Quinta Presidencial y la Casa de Gobierno de la Provincia con efectivos armados, que de ninguna manera representan al conjunto de la policía bonaerense, es una actitud de amedrentamiento que no puede aceptarse en democracia y debe ser repudiada por todo el arco político».

Juntos por el Cambio

Diputados de la Unión Cívica Radical calificaron de «inaceptable» a la protesta que personal de la Policía Bonaerense realizó alrededor de la Quinta Presidencial de Olivos y señalaron que la única manera de solucionar el conflicto es mediante un «diálogo responsable».

El presidente de la bancada radical, Mario Negri, y sus pares de bancada Facundo Suárez Lastra, Emilio Yacobitti, Fabian Quetglas, Dolores Martínez, y Juan Martín, opinaron sobre la metodología de protesta de esos efectivos frente a la Residencia Presidencial de Olivos.

 

Negri aseguró que «un reclamo laboral de quienes deben trabajar por la seguridad de los argentinos es legítimo, pero es inaceptable que su canal de expresión sea una manifestación de los uniformados ante la Quinta de Olivos. No se puede poner en jaque las instituciones democráticas de ese modo».

También la CGT

La CGT salió hoy a cuestionar la protesta de efectivos de la Policía Bonaerense y advirtió que «la pandemia y la difícil situación económica no pueden justificar la insubordinación».

Si bien la CGT consideró que existe un «legítimo reclamo» de los uniformados por sus salarios y condiciones laborales, planteó que cayeron en un «exceso que atenta contra el normal funcionamiento de las instituciones».

Deja un comentario