congreso

Un proyecto clave para la industria del conocimiento está frenado en el Senado

Desde que en junio el proyecto para la Ley de Conocimiento obtuvo media sanción en Diputados casi por unanimidad y pasó a la Cámara Alta, todo parecía indicar que el proceso para su sanción sería un trámite, pero la normativa que espera este sector competitivo de la economía nacional, sigue sin tratamiento.

El proyecto otorgaría beneficios de reducción de alícuota del impuesto a las Ganancias y establece la baja sobre el pago de contribuciones patronales para el sector, entre otros incentivos.

El conflicto se suscita en el artículo dos, que enmarca en los beneficios a las grandes empresas como Mercado Libre, pero la falta de acuerdo entre el sector más duro del oficialismo y Juntos por el Cambio que propone su aprobación sin modificaciones, crea un vació para decenas de Pymes.

Desde diciembre no hay regulación para producción y postproducción audiovisual, incluidos los de formato digital; Biotecnología, bioeconomía, biología, bioquímica, microbiología, bioinformática, biología molecular, neurotecnología e ingeniería genética, geoingeniería y sus ensayos y análisis; Servicios geológicos; servicios profesionales de exportación, nanotecnología y nanociencia; industria aeroespacial y satelital, tecnologías espaciales y fabricación, puesta a punto, mantenimiento e introducción de bienes y servicios orientados a soluciones de automatización en la producción, entre muchos otros rubros que incluye la economía del conocimiento.

El párrafo anterior difícil de leer sin respirar con esfuerzo, habla de la dimensión de un sector que es una de las grandes industrias del país, con gran potencial de competitividad natural en el mundo y generador de puestos de trabajo genuinos. Otro factor clave es la magnitud exportadora de la industria del software, al nivel de la agroindustria y la automotriz

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario