final7084

El Influencer a solas con… Patricia Arnoldi

Nació bailando, se enamoró de la danza, su principal objetivo es transmitir sus vivencias, sus experiencias, dejar su legado con firma y sello, Patricia Arnoldi, «Pato» para sus alumnas y colegas nos lleva al maravilloso mundo del baile.

El Influencer: ¿Naciste en Córdoba Capital?

Patricia Arnoldi: Así es en el barrio Alberdi, un barrio grande muy lindo. Nací en la maternidad pública, mi mamá cordobesa y mi papá santafesino; por razones de trabajo de mi padre a los 2 años aproximadamente nos fuimos a vivir a San Francisco, justo en el límite entre Córdoba y Santa Fe, allí transcurrí mi infancia. Luego a los 11 años, también por razones laborales nos vinimos a vivir a Salta y no me moví más.

EI: ¿A los cuántos años empezaste a bailar?

PA: Empecé en San Francisco a los 5 años, no sé por qué, no sé qué fue lo que vi, pero a mi se me puso en la cabeza piano y danza y quería hacer las dos cosas. Me habían regalado un pianito de madera que me fascinó y danza no sé porque la verdad, quizá vi en alguna revista a una bailarina o algo en la tele pero no lo sé.

Un día mi mamá me dijo – vas a tener que elegir una de las dos porque no puedo mandarte a piano y danza – y yo le contesté sin dudar danza. Así inicié, iba a una maestra a 5 o 6 cuadras de mi casa, se llamaba Ángela y desde ese día nunca más dejé de bailar.

Cuando fui por primera vez a la Escuela de Danza en mi barrio sentí una pasión inmediata y en ese momento dije ¨quiero ser bailarina del teatro Colón¨.

EI: ¿Cómo fueron tus primeros años en Salta?

PA: Estaba muy mal, sentí que me arrancaron una parte de mi infancia, mis compañeros de la Escuela Normal, mis amigas, pero lo que me preocupaba era no saber si iba a seguir bailando, así que lo primero que le dije a mi mamá es que me busque a dónde podía ir a bailar; ella consultó y aquí solo había dos maestras muy conocidas, Miriam Pedrazzolli y Olga Parra. También estaba Dinca Montiel, pero ella se orientaba más al Baile Español. Empecé yendo a la academia de Miriam y me enamoré de su dedicación, de su profesionalismo, una persona sensacional y lo que hizo ella en Salta con la danza fue sembrar todo lo que actualmente vemos en esta provincia. Aprendí mucho de ella, fue pionera, nos enseñó la pasión, la aplicación y sobre todo la responsabilidad.

Yo tengo mucho de Miriam, ella siempre me dice ¨mi doble¨, dejó en todas sus alumnas huellas imborrables que nos sirvieron para toda la vida.

EI: ¿A los 14 años ya bailaste Lago de los Cisnes?

PA: Miriam no se quedaba quieta nunca y siempre miraba para adelante, se capacitaba, siempre hacia cursos y un día trajo a bailarines del Teatro Colón y presentamos junto a ellos El Lago de Los Cisnes completo, en el Teatro Victoria (hoy Teatro de la Ciudad). Yo era solista, significaba muchísimo para mi poder bailar una obra de ese nivel, con esos profesionales y tan solo con 14 años, fue una experiencia inolvidable.

El: ¿A los 17 años abriste tu academia?

PA: Yo me recibí a los 16 años y empecé a darme cuenta que también tenia esa parte docente que me gustaba y a los 17 estaba en 5to año del colegio del Huerto y Miriam me habla y me dice que la sucursal que tenía en Tres Cerritos (zona norte) no podía atenderla, tenía muchísimas alumnas, y me dijo abrí tu estudio. Así fue que acondicioné el garaje de mi casa y empecé a dar clases ahí, siempre supervisada por mi maestra. Hoy, con mucho esfuerzo, tengo este hermoso estudio de danzas que hace poco cumplió 40 años.

Tuve el orgullo de traerlo a Julio Bocca que me dio la oportunidad, no solo de conocerlo como profesional sino como persona, un ser excepcional.

EI: ¿Hiciste postgrados en Rusia, Francia, Brasil?

PA: Los primeros cursos que hice fueron en Buenos Aires, en el Teatro Colón. A los 24 años me llega una invitación de un curso en la Unión Soviética, se estaba empezando a gestar la Perestroika y era muy accesible tanto el viaje como el curso porque estaban muy interesados en mostrar al mundo su cultura, su arte. No dudé un minuto, junto a 3 profesoras decidimos ir. Recuerdo que saqué un préstamo, junté todo lo que pude y me fui, estuvimos más de un mes en un crudo enero con 38 grados bajo cero. De ahí nos fuimos a Europa y estuvimos en la Opera de París, en la escuela de la Opera que sin duda es una de las mejores escuela de opera del mundo. Al año siguiente viajé a Cuba para hacer cursos de Cuballet organizados por Pro Danza, esos cursos duraban más de un mes y luego tuve la oportunidad de bailar con el Ballet Nacional de Cuba. Luego en Buenos Aires llega el Jazz a mi vida y empiezo a estudiarlo con una maestra Sudafricana Moira Chapman.

EI: Enseñás en tu escuela Clásico – Hip Hop – Jazz – Ritmos Urbanos – Yoga – Bailes Contemporáneos…

PA: Cuando empecé a enseñar, mi lema fue ¨Perfeccionarme y estar siempre actualizada¨ por eso es que constantemente viajaba a tomar cursos y también a traer maestros para montar coreografías porque a mi me interesaba bailar los roles de los ballet más importantes, entonces haciendo gisselle, coppélia, etc yo empezaba a mostrarles a mis alumnas las obras importantes y de esa manera sentía que ellas iban creciendo.

A través de jazz, se van abriendo otras disciplinas, por eso incorporo en mi academia todos esos ritmos, también porque la juventud empieza a demandar cosas nuevas y la actualidad te va marcando caminos alternativos. Las fusiones de ritmos hoy son muy importantes para la danza.

EI: ¿Crees que estos ritmos que avanzan mucho pueden hacer que se pierda la danza clásica?

PA: No para nada, yo lo llevo a la música siempre y me pregunto ¨se puede perder un Beethoven, Chopin, Mozart¨, la respuesta es nunca, por eso creo que la danza clásica estará siempre vigente y el mundo entero seguirá bailándola. Vos podes ir a una audición de un ballet contemporáneo pero te van a tomar un examen de danza clásica, la formación siempre debe ser clásica.

De todas las artes la danza es la más injusta, porque el instrumento de trabajo es tu propio cuerpo. A los 40 años sos viejo para bailar y muy joven para la vida

EI: ¿Cómo se enseña a bailar, cómo se transmite lo que llevas adentro?

PA: No es fácil, no todo el mundo tiene la pedagogía, la forma de llegar al alumno y enamorarlo, como lo hizo mi maestra conmigo, me enamoró, no solo de la danza sino del docente, enamorarme de cada palabra, de cada movimiento. Por eso no es fácil, hay grandes bailarines que no podrán ser grandes maestros y viceversa.

EI: Tu estudio realizó las mayores obras clásicas del mundo, El Quijote, Carnaval de Venecia, Cascanueces y muchas más.

PA: Cada año que realizamos un clásico de esos y también obras de maestros más contemporáneos como George Balanchine del American Ballet y creador del New York Ballet en Estados Unidos, siento una satisfacción porque aparte de conocer esas obras quiero que mis alumnas que se reciben se vallan llenas de conocimiento, de haber tenido la oportunidad de bailarlas dentro del personaje que a cada una le toca con la posibilidad de conocer desde adentro la danza y eso no se olvida más, creo que ahí puedo decir tarea cumplida.

EI: Qué es Baby Ballet

PA: Yo formé maestros para baby, yo me capacité en Cuba, de allí traje un programa muy especial para enseñar a niñas de 4 a 6 años, los primeros pasos de la danza, como tener en cuenta sus articulaciones, sus huesitos, cada detalle que a esa edad es muy importante y así estimularlos y mostrarle el camino del inicio a la danza.

Hoy por un momento me sentí bailarín, mirando esos espejos mojados por tanta pasión, la madera espectadora y gastada por el baile,  las barras sosteniendo ilusiones, las luces ocultándose en cada caída, las zapatillas buscando descanso, algún tutú jugando a las escondidas. En cada momento esta Patricia, Pato, arreglando todo y contándoles  a todos que el baile no es parte de la vida, sino la vida misma.

Podes revivir la entrevista en este podcast en el que la amabilidad en la voz de Patricia nos transporta a su propia historia

Y como siempre no te pierdas el divertido ping pong que hacemos con cada persona que entrevistamos

Estudio Danzar de Patricia Arnoldi
Av. Reyes Católicos 1645 – Salta
Ig: patricia_arnoldi_danzar

Entrevista: Flavio Ferreyra
Fotos: Osvaldo Orlandi

Deja un comentario